emprendoteca-un-proyecto-para-repensar-la-ruralidad-desde-la-cultura-y-la-colaboracion

Emprendoteca, un proyecto para repensar la ruralidad desde la cultura y la colaboración

El proyecto Emprendoteca.es gira en torno a una idea: repensar la ruralidad desde el prisma de la cultura y el emprendimiento de base creativa. Como medio de lograrlo, ha creado una comunidad digital, para la que genera una serie de contenidos propios, recoge información de interés y facilita recursos específicos, tanto formativos como motivadores, que promuevan nuevas formas de impulsar y vivir el rural. Doubledose ha asistido a su presentación en Madrid, a la que siguió un interesante coloquio. 

Doubledose ha estado en la presentación de Emprendoteca, una iniciativa para repensar la ruralidad desde el emprendimiento cultural y la colaboración social y económica. El evento se celebró en la primera sede de Impact Hub en Madrid, en la calle Gobernador, y constó de dos partes: la presentación propiamente dicha y un coloquio en torno a las realidades y las necesidades de los territorios y las comunidades rurales.

Emprendoteca.es es una plataforma digital que tiene como principal objetivo incentivar el emprendimiento cultural como fórmula para la dinamización de los territorios. Es una iniciativa de Culturia Innovación Social, financiada por el Ministerio de Cultura y Deporte, desarrollada por Alex Ojeda y Germán Mori, socios fundadores de ambos proyectos, que estuvieron acompañados por Clara Dapena, responsable de Comunicaciones.

Bajo el lema “Repensemos la ruralidad”, el proyecto busca promover el diálogo entre lo rural y lo urbano, facilitando  información y recursos formativos que permitan impulsar modelos de negocio innovadores afines al sector creativo.

En paralelo, desarrolla una comunidad que facilita el contacto con los agentes culturales, estimulando el uso de redes colaborativas, la reflexión y el intercambio de conocimiento y experiencias, a través de un espacio generador y difusor de contenidos que recoge oportunidades de emprendimiento, networking y dinamización de las industrias creativas en los territorios rurales.

El programa Emprendoteca.es se estructura a través de cuatro ejes de acción. El primero de ellos se refiere a Identidad y Comunicación, con contenidos que permiten la investigación y proyección de los elementos propios de la cultura local que suponen un factor de diferenciación y pueden servir de palanca para el desarrollo de clientes y audiencias.

En segundo lugar, la Innovación, con contenidos dirigidos a la actualización y la reconfiguración del sector, con la innovación social y la mentalidad digital como líneas estratégicas.

En tercer lugar, Sostenibilidad Socioeconómica, con contenidos relacionados con la generación de modelos de negocio económicamente viables y socialmente responsables, que permitan generar estructuras de negocio rentables, flexibles, alineadas con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y con un impacto medioambiental y social positivo en el entorno.

En cuarto lugar, Redes Colaborativas, con contenidos vinculados a la identificación de personas, colectivos y organizaciones que componen el ecosistema creativo, así como con estrategias para incrementar el capital social, la formación de alianzas y las vías alternativas de financiación.

Además de concentrar y facilitar información, el programa contempla la producción de contenidos propios variados, con encuentros y talleres digitales gratuitos y píldoras audiovisuales sobre casos de éxito y buenas prácticas replicables que puedan servir de estímulo para el emprendimiento.

El proyecto Emprendoteca busca promover el diálogo entre lo rural y lo urbano, facilitando información y recursos formativos que permitan impulsar modelos de negocio innovadores vinculados a la cultura y la creación en los territorios

emprendoteca-un-proyecto-para-repensar-la-ruralidad-desde-la-cultura-y-la-colaboracion

Sobre estas líneas, de izquierda a derecha, Germán Mori, Clara Dapena y Alex Ojeda durante la presentación de Emprendoteca. // En la imagen principal, de izquierda a derecha, Eva Caballero, Benito Burgos, Juan Carlos de la Hoz, Belén Elisa Díaz y Manuel Campo Vidal durante el coloquio posterior.

También pone a disposición de los ayuntamientos de pequeñas y medianas localidades una serie de itinerarios formativos, facilitando una oferta de servicios de atención y asesoría al emprendedor. De esta forma, se busca promocionar el empleo y autoempleo, la colaboración público-privada y el impulso de dinámicas que promuevan oportunidades de emprendimiento lejos de los núcleos urbanos.

En la presentación, Germán Mori y Alex Ojeda contaron que Emprendoteca.es quiere posicionar España como referente internacional de la promoción del emprendimiento rural vinculado a las industrias creativas.

Un coloquio sobre las oportunidades del diálogo urbano-rural

Tras la presentación, tuvo lugar el coloquio Oportunidades desde el diálogo urbano-rural, moderado por Juan Carlos de la Hoz, directivo del Área de Innovación y Digital de RTVE,  en el que participaron Manuel Campo Vidal, reconocido comunicador y sociólogo, presidente de Next Educación y fundador de la Red de Periodistas Rurales; Benito Burgos, subdirector general de Cooperación Cultural con las CCAA de la Dirección General de Industrias Culturales, Propiedad Intelectual y Cooperación del Ministerio de Cultura y Deporte; Belén Elisa Díaz, presidenta de la Asociación España Creativa: Innovación en Red; y Eva Caballero, agitadora cultural, directora de Creando por Soria y promotora del Proyecto Amapolas, mujeres que transforman el mundo rural.

Manuel Campo Vidal insistió mucho en la necesidad de pasar de la palabra a la acción: “El análisis ya está hecho. Ya sabemos que el mundo rural se muere si no hacemos algo para evitarlo.  Hay que cuidar y apoyar el emprendimiento rural, que no solo vive de la agricultura y la ganadería, sino que tiene cabida para la creación y para otro tipo de industrias. Debemos combatir la soledad del emprendedor y cuidarlo desde las instituciones. Una sola persona puede transformar su pueblo y su entorno si recibe el suficiente apoyo. Solo los emprendedores pueden evitar que se vacíen muchos pueblos”. afirmó.

Por su parte, Eva Caballero explicó el proyecto Creando por Soria como caso de éxito de emprendimiento cultural rural, en este caso a través de la creación de un festival y de becas de residencia artística. También explicó los inconvenientes y las trabas que se encontró por el camino, incluyendo la pandemia, que ha podido superar finalmente gracias a su empeño, pero también “al apoyo de las entidades e instituciones de mi pueblo y a la implicación de sus gentes, que se han sentido partícipes de la creación y el desarrollo del proyecto, lo cual es muy gratificante”, matizó.

Benito Burgos habló desde el punto de vista de las administraciones públicas en los ámbitos cultural, ciudadano y de promoción de nuevas formas de dinamizar los territorios y las comunidades rurales. Cabe destacar que fue el único participante en la presentación que se refirió específicamente a la recuperación de ecosistemas y la sostenibilidad medioambiental como característica nuclear de un emprendimiento rural ético y con futuro.

Además, explicó que “cuando hablamos de emprendimiento, tenemos que hablar también de la producción cultural, ya que es un factor fundamental en la generación de otro tipo de emprendimientos, como el turismo, la hostelería, los procesos ligados al diseño, la creatividad, etc. La producción cultural tiene por sí misma un valor económico muy importante. En el Ministerio de Cultura y Deporte llevamos unos años trabajando en este sentido, a través de los programas Cultura y Ciudadanía y Cultura y Ruralidades, desde los que constatamos que se está produciendo una gran explosión de interés por desarrollar proyectos culturales en los territorios rurales”. 

Belén Elisa Díaz aseguró que “España Creativa nació con una idea muy clara: la búsqueda de un diálogo entre el mundo rural y el urbano. Nos dimos cuenta de que había que repensar las ciudades, muy desgastadas por el modelo industrial, y de que había que encontrar nuevas dinámicas de relación y nuevos espacios de encuentro entre ambas realidades para que pudieran surgir nuevas oportunidades para emprender”. 

Como conclusión al acto, se analizaron las ventajas del emprendimiento rural, con el objetivo de incentivarlo. La respuesta fue clara y compartida: emprender en los territorios rurales no solo es necesario, sino más satisfactorio a nivel emocional, además de facilitar la singularidad, al recoger la potencia y la diversidad inscritas en los territorios de un país con tanta riqueza y variedad paisajística y cultural. Además, señalaron que se recogen los frutos más rápidamente que en las ciudades y, por supuesto, que la calidad de vida que ofrece el rural es excepcional.

“La pandemia ha hecho que se acelere el retorno de muchos creadores al campo, por lo que hay que aprovechar todas las oportunidades. La nueva economía ya no es posible sin la cultura, estamos gestando nuevas formas de vivir, de producir, de consumir, de pasar el tiempo libre, y en ese repensarlo todo, el campo y el mundo rural se presenta como fuente de oportunidades enormes para los emprendedores”, señaló Benito Burgos hacia el final del evento.

El proyecto Emprendoteca.es gira en torno a una idea: repensar la ruralidad desde el prisma de la cultura y el emprendimiento de base creativa. Como medio de lograrlo, ha creado una comunidad digital, para la que genera una serie de contenidos propios, recoge información de interés y facilita recursos específicos, tanto formativos como motivadores, que promuevan nuevas formas de impulsar y vivir el rural. Doubledose ha asistido a su presentación en Madrid, a la que siguió un interesante coloquio.

Doubledose ha estado en la presentación de Emprendoteca, una iniciativa para repensar la ruralidad desde el emprendimiento cultural y la colaboración social y económica. El evento se celebró en la primera sede de Impact Hub en Madrid, en la calle Gobernador, y constó de dos partes: la presentación propiamente dicha y un coloquio en torno a las realidades y las necesidades de los territorios y las comunidades rurales.

Emprendoteca.es es una plataforma digital que tiene como principal objetivo incentivar el emprendimiento cultural como fórmula para la dinamización de los territorios. Es una iniciativa de Culturia Innovación Social, financiada por el Ministerio de Cultura y Deporte, desarrollada por Alex Ojeda y Germán Mori, socios fundadores de ambos proyectos, que estuvieron acompañados por Clara Dapena, responsable de Comunicaciones.

Bajo el lema “Repensemos la ruralidad”, el proyecto busca promover el diálogo entre lo rural y lo urbano, facilitando  información y recursos formativos que permitan impulsar modelos de negocio innovadores afines al sector creativo.

En paralelo, desarrolla una comunidad que facilita el contacto con los agentes culturales, estimulando el uso de redes colaborativas, la reflexión y el intercambio de conocimiento y experiencias, a través de un espacio generador y difusor de contenidos que recoge oportunidades de emprendimiento, networking y dinamización de las industrias creativas en los territorios rurales.

El programa Emprendoteca.es se estructura a través de cuatro ejes de acción. El primero de ellos se refiere a Identidad y Comunicación, con contenidos que permiten la investigación y proyección de los elementos propios de la cultura local que suponen un factor de diferenciación y pueden servir de palanca para el desarrollo de clientes y audiencias.

En segundo lugar, la Innovación, con contenidos dirigidos a la actualización y la reconfiguración del sector, con la innovación social y la mentalidad digital como líneas estratégicas.

En tercer lugar, Sostenibilidad Socioeconómica, con contenidos relacionados con la generación de modelos de negocio económicamente viables y socialmente responsables, que permitan generar estructuras de negocio rentables, flexibles, alineadas con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y con un impacto medioambiental y social positivo en el entorno.

En cuarto lugar, Redes Colaborativas, con contenidos vinculados a la identificación de personas, colectivos y organizaciones que componen el ecosistema creativo, así como con estrategias para incrementar el capital social, la formación de alianzas y las vías alternativas de financiación.

Además de concentrar y facilitar información, el programa contempla la producción de contenidos propios variados, con encuentros y talleres digitales gratuitos y píldoras audiovisuales sobre casos de éxito y buenas prácticas replicables que puedan servir de estímulo para el emprendimiento.

El proyecto Emprendoteca busca promover el diálogo entre lo rural y lo urbano, facilitando información y recursos formativos que permitan impulsar modelos de negocio innovadores vinculados a la cultura y la creación en los territorios

También pone a disposición de los ayuntamientos de pequeñas y medianas localidades una serie de itinerarios formativos, facilitando una oferta de servicios de atención y asesoría al emprendedor. De esta forma, se busca promocionar el empleo y autoempleo, la colaboración público-privada y el impulso de dinámicas que promuevan oportunidades de emprendimiento lejos de los núcleos urbanos.

En la presentación, Germán Mori y Alex Ojeda contaron que Emprendoteca.es quiere posicionar España como referente internacional de la promoción del emprendimiento rural vinculado a las industrias creativas.

Un coloquio sobre las oportunidades del diálogo urbano-rural

Tras la presentación, tuvo lugar el coloquio Oportunidades desde el diálogo urbano-rural, moderado por Juan Carlos de la Hoz, directivo del Área de Innovación y Digital de RTVE,  en el que participaron Manuel Campo Vidal, reconocido comunicador y sociólogo, presidente de Next Educación y fundador de la Red de Periodistas Rurales; Benito Burgos, subdirector general de Cooperación Cultural con las CCAA de la Dirección General de Industrias Culturales, Propiedad Intelectual y Cooperación del Ministerio de Cultura y Deporte; Belén Elisa Díaz, presidenta de la Asociación España Creativa: Innovación en Red; y Eva Caballero, agitadora cultural, directora de Creando por Soria y promotora del Proyecto Amapolas, mujeres que transforman el mundo rural.

Manuel Campo Vidal insistió mucho en la necesidad de pasar de la palabra a la acción: “El análisis ya está hecho. Ya sabemos que el mundo rural se muere si no hacemos algo para evitarlo.  Hay que cuidar y apoyar el emprendimiento rural, que no solo vive de la agricultura y la ganadería, sino que tiene cabida para la creación y para otro tipo de industrias. Debemos combatir la soledad del emprendedor y cuidarlo desde las instituciones. Una sola persona puede transformar su pueblo y su entorno si recibe el suficiente apoyo. Solo los emprendedores pueden evitar que se vacíen muchos pueblos”. afirmó.

Por su parte, Eva Caballero explicó el proyecto Creando por Soria como caso de éxito de emprendimiento cultural rural, en este caso a través de la creación de un festival y de becas de residencia artística. También explicó los inconvenientes y las trabas que se encontró por el camino, incluyendo la pandemia, que ha podido superar finalmente gracias a su empeño, pero también “al apoyo de las entidades e instituciones de mi pueblo y a la implicación de sus gentes, que se han sentido partícipes de la creación y el desarrollo del proyecto, lo cual es muy gratificante”, matizó.

Benito Burgos habló desde el punto de vista de las administraciones públicas en los ámbitos cultural, ciudadano y de promoción de nuevas formas de dinamizar los territorios y las comunidades rurales. Cabe destacar que fue el único participante en la presentación que se refirió específicamente a la recuperación de ecosistemas y la sostenibilidad medioambiental como característica nuclear de un emprendimiento rural ético y con futuro.

Además, explicó que “cuando hablamos de emprendimiento, tenemos que hablar también de la producción cultural, ya que es un factor fundamental en la generación de otro tipo de emprendimientos, como el turismo, la hostelería, los procesos ligados al diseño, la creatividad, etc. La producción cultural tiene por sí misma un valor económico muy importante. En el Ministerio de Cultura y Deporte llevamos unos años trabajando en este sentido, a través de los programas Cultura y Ciudadanía y Cultura y Ruralidades, desde los que constatamos que se está produciendo una gran explosión de interés por desarrollar proyectos culturales en los territorios rurales”. 

Belén Elisa Díaz aseguró que “España Creativa nació con una idea muy clara: la búsqueda de un diálogo entre el mundo rural y el urbano. Nos dimos cuenta de que había que repensar las ciudades, muy desgastadas por el modelo industrial, y de que había que encontrar nuevas dinámicas de relación y nuevos espacios de encuentro entre ambas realidades para que pudieran surgir nuevas oportunidades para emprender”. 

Como conclusión al acto, se analizaron las ventajas del emprendimiento rural, con el objetivo de incentivarlo. La respuesta fue clara y compartida: emprender en los territorios rurales no solo es necesario, sino más satisfactorio a nivel emocional, además de facilitar la singularidad, al recoger la potencia y la diversidad inscritas en los territorios de un país con tanta riqueza y variedad paisajística y cultural. Además, señalaron que se recogen los frutos más rápidamente que en las ciudades y, por supuesto, que la calidad de vida que ofrece el rural es excepcional.

“La pandemia ha hecho que se acelere el retorno de muchos creadores al campo, por lo que hay que aprovechar todas las oportunidades. La nueva economía ya no es posible sin la cultura, estamos gestando nuevas formas de vivir, de producir, de consumir, de pasar el tiempo libre, y en ese repensarlo todo, el campo y el mundo rural se presenta como fuente de oportunidades enormes para los emprendedores”, señaló Benito Burgos hacia el final del evento.

El proyecto Emprendoteca.es gira en torno a una idea: repensar la ruralidad desde el prisma de la cultura y el emprendimiento de base creativa. Como medio de lograrlo, ha creado una comunidad digital, para la que genera una serie de contenidos propios, recoge información de interés y facilita recursos específicos, tanto formativos como motivadores, que promuevan nuevas formas de impulsar y vivir el rural. Doubledose ha asistido a su presentación en Madrid, a la que siguió un interesante coloquio.

Doubledose ha estado en la presentación de Emprendoteca, una iniciativa para repensar la ruralidad desde el emprendimiento cultural y la colaboración social y económica. El evento se celebró en la primera sede de Impact Hub en Madrid, en la calle Gobernador, y constó de dos partes: la presentación propiamente dicha y un coloquio en torno a las realidades y las necesidades de los territorios y las comunidades rurales.

Emprendoteca.es es una plataforma digital que tiene como principal objetivo incentivar el emprendimiento cultural como fórmula para la dinamización de los territorios. Es una iniciativa de Culturia Innovación Social, financiada por el Ministerio de Cultura y Deporte, desarrollada por Alex Ojeda y Germán Mori, socios fundadores de ambos proyectos, que estuvieron acompañados por Clara Dapena, responsable de Comunicaciones.

Bajo el lema “Repensemos la ruralidad”, el proyecto busca promover el diálogo entre lo rural y lo urbano, facilitando  información y recursos formativos que permitan impulsar modelos de negocio innovadores afines al sector creativo.

En paralelo, desarrolla una comunidad que facilita el contacto con los agentes culturales, estimulando el uso de redes colaborativas, la reflexión y el intercambio de conocimiento y experiencias, a través de un espacio generador y difusor de contenidos que recoge oportunidades de emprendimiento, networking y dinamización de las industrias creativas en los territorios rurales.

El programa Emprendoteca.es se estructura a través de cuatro ejes de acción. El primero de ellos se refiere a Identidad y Comunicación, con contenidos que permiten la investigación y proyección de los elementos propios de la cultura local que suponen un factor de diferenciación y pueden servir de palanca para el desarrollo de clientes y audiencias.

En segundo lugar, la Innovación, con contenidos dirigidos a la actualización y la reconfiguración del sector, con la innovación social y la mentalidad digital como líneas estratégicas.

En tercer lugar, Sostenibilidad Socioeconómica, con contenidos relacionados con la generación de modelos de negocio económicamente viables y socialmente responsables, que permitan generar estructuras de negocio rentables, flexibles, alineadas con los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y con un impacto medioambiental y social positivo en el entorno.

En cuarto lugar, Redes Colaborativas, con contenidos vinculados a la identificación de personas, colectivos y organizaciones que componen el ecosistema creativo, así como con estrategias para incrementar el capital social, la formación de alianzas y las vías alternativas de financiación.

Además de concentrar y facilitar información, el programa contempla la producción de contenidos propios variados, con encuentros y talleres digitales gratuitos y píldoras audiovisuales sobre casos de éxito y buenas prácticas replicables que puedan servir de estímulo para el emprendimiento.

El proyecto Emprendoteca busca promover el diálogo entre lo rural y lo urbano, facilitando información y recursos formativos que permitan impulsar modelos de negocio innovadores vinculados a la cultura y la creación en los territorios

También pone a disposición de los ayuntamientos de pequeñas y medianas localidades una serie de itinerarios formativos, facilitando una oferta de servicios de atención y asesoría al emprendedor. De esta forma, se busca promocionar el empleo y autoempleo, la colaboración público-privada y el impulso de dinámicas que promuevan oportunidades de emprendimiento lejos de los núcleos urbanos.

En la presentación, Germán Mori y Alex Ojeda contaron que Emprendoteca.es quiere posicionar España como referente internacional de la promoción del emprendimiento rural vinculado a las industrias creativas.

Un coloquio sobre las oportunidades del diálogo urbano-rural

Tras la presentación, tuvo lugar el coloquio Oportunidades desde el diálogo urbano-rural, moderado por Juan Carlos de la Hoz, directivo del Área de Innovación y Digital de RTVE,  en el que participaron Manuel Campo Vidal, reconocido comunicador y sociólogo, presidente de Next Educación y fundador de la Red de Periodistas Rurales; Benito Burgos, subdirector general de Cooperación Cultural con las CCAA de la Dirección General de Industrias Culturales, Propiedad Intelectual y Cooperación del Ministerio de Cultura y Deporte; Belén Elisa Díaz, presidenta de la Asociación España Creativa: Innovación en Red; y Eva Caballero, agitadora cultural, directora de Creando por Soria y promotora del Proyecto Amapolas, mujeres que transforman el mundo rural.

Manuel Campo Vidal insistió mucho en la necesidad de pasar de la palabra a la acción: “El análisis ya está hecho. Ya sabemos que el mundo rural se muere si no hacemos algo para evitarlo.  Hay que cuidar y apoyar el emprendimiento rural, que no solo vive de la agricultura y la ganadería, sino que tiene cabida para la creación y para otro tipo de industrias. Debemos combatir la soledad del emprendedor y cuidarlo desde las instituciones. Una sola persona puede transformar su pueblo y su entorno si recibe el suficiente apoyo. Solo los emprendedores pueden evitar que se vacíen muchos pueblos”. afirmó.

Por su parte, Eva Caballero explicó el proyecto Creando por Soria como caso de éxito de emprendimiento cultural rural, en este caso a través de la creación de un festival y de becas de residencia artística. También explicó los inconvenientes y las trabas que se encontró por el camino, incluyendo la pandemia, que ha podido superar finalmente gracias a su empeño, pero también “al apoyo de las entidades e instituciones de mi pueblo y a la implicación de sus gentes, que se han sentido partícipes de la creación y el desarrollo del proyecto, lo cual es muy gratificante”, matizó.

Benito Burgos habló desde el punto de vista de las administraciones públicas en los ámbitos cultural, ciudadano y de promoción de nuevas formas de dinamizar los territorios y las comunidades rurales. Cabe destacar que fue el único participante en la presentación que se refirió específicamente a la recuperación de ecosistemas y la sostenibilidad medioambiental como característica nuclear de un emprendimiento rural ético y con futuro.

Además, explicó que “cuando hablamos de emprendimiento, tenemos que hablar también de la producción cultural, ya que es un factor fundamental en la generación de otro tipo de emprendimientos, como el turismo, la hostelería, los procesos ligados al diseño, la creatividad, etc. La producción cultural tiene por sí misma un valor económico muy importante. En el Ministerio de Cultura y Deporte llevamos unos años trabajando en este sentido, a través de los programas Cultura y Ciudadanía y Cultura y Ruralidades, desde los que constatamos que se está produciendo una gran explosión de interés por desarrollar proyectos culturales en los territorios rurales”. 

Belén Elisa Díaz aseguró que “España Creativa nació con una idea muy clara: la búsqueda de un diálogo entre el mundo rural y el urbano. Nos dimos cuenta de que había que repensar las ciudades, muy desgastadas por el modelo industrial, y de que había que encontrar nuevas dinámicas de relación y nuevos espacios de encuentro entre ambas realidades para que pudieran surgir nuevas oportunidades para emprender”. 

Como conclusión al acto, se analizaron las ventajas del emprendimiento rural, con el objetivo de incentivarlo. La respuesta fue clara y compartida: emprender en los territorios rurales no solo es necesario, sino más satisfactorio a nivel emocional, además de facilitar la singularidad, al recoger la potencia y la diversidad inscritas en los territorios de un país con tanta riqueza y variedad paisajística y cultural. Además, señalaron que se recogen los frutos más rápidamente que en las ciudades y, por supuesto, que la calidad de vida que ofrece el rural es excepcional.

“La pandemia ha hecho que se acelere el retorno de muchos creadores al campo, por lo que hay que aprovechar todas las oportunidades. La nueva economía ya no es posible sin la cultura, estamos gestando nuevas formas de vivir, de producir, de consumir, de pasar el tiempo libre, y en ese repensarlo todo, el campo y el mundo rural se presenta como fuente de oportunidades enormes para los emprendedores”, señaló Benito Burgos hacia el final del evento.