TOP
imagen-estudio-doubledose-somos
título-somos- doubledose

Nos entusiasma presentaros nuestro proyecto de confluencia, el espacio en que las dos, Marta Caro y Alexa Diéguez, amigas y profesionales que se complementan, queremos proyectar lo mejor de nosotras mismas, dar forma a una voz propia y sincera –de cada una, pero también de las dos juntas– y desplegar, sin miedo y con rigor, todo lo que sabemos, además de experimentar con nuevos lenguajes y formatos, al contar con una plataforma en la que aplicar ‘sobre la marcha’ todo aquello que vayamos aprendiendo.

 

Hace más de veinte años que somos amigas. Hablamos sobre todo lo divino y lo humano. El objeto de nuestras charlas puede ser un libro, una serie, una canción, una idea, una estética o un deseo, pero con mayor frecuencia parte de la actualidad, de lo que se respira en la calle, de las injusticias que vemos, de las cosas que nos escandalizan y de las que nos emocionan, habitualmente salpimentadas con referencias a artículos que hemos leído.

En paralelo, nuestro discurrir profesional ha ido avanzando por caminos distintos, pero muy complementarios. Y, con el tiempo, nos han ido asaltando de forma cada vez más apremiante una aspiración y una preocupación.

La aspiración que compartíamos, y que ahora hacemos realidad cada día, es generar un proyecto propio, a través del que canalizar lo que sabemos, pero también todo aquello que podríamos llegar aprender, hacia una meta concreta: construirnos una voz, contar lo que queremos contar y como queremos contarlo, dando forma a nuestros intereses en formatos y con palabras no necesariamente convencionales.

La preocupación, que DOUBLEDOSE ha venido a mitigar en gran medida, era más prosaica: el tiempo pasaba, inexorable, y no habíamos logrado que nuestra experiencia y nuestros conocimientos, nuestra capacidad de asimilar nuevas ideas y la ilusión por aprender que compartimos floreciesen en todo su esplendor.

En esas estábamos cuando la pandemia se abalanzó sobre la realidad que conocíamos y se la tragó sin más. Como tantas y tantos profesionales por cuenta propia, contemplamos impotentes cómo nuestros proyectos, consolidados o en ciernes, se nos escapaban entre los dedos de las manos.

Adoptando la máxima de hacer de la necesidad virtud, comprendimos que era momento perfecto para arremangarnos juntas y empezar a edificar nuestra casa para dar rienda suelta a nuestros sueños y tener la ocasión de desplegar todo lo que sabemos, experimentar y trasladar a la acción todo lo que vayamos aprendiendo.

Pese a que éramos reacias elegir un nombre en la lengua de Shakespeare, la idea de la duplicidad, de la suma de una más una, de la fuerza de lo doble, se fue imponiendo en nuestra imaginación. DOUBLEDOSE porque somos personas y profesionales diferenciadas, pero con trayectorias complementarias; porque cada una aporta su dosis de curiosidad, conocimientos, fortalezas y habilidades; y porque trabajando juntas podemos doblar la potencia de nuestra propuesta y la calidad de nuestros resultados.

La duplicidad no se acaba ahí, ya que el proyecto también se concreta de forma dual. DOUBLEDOSE es una REVISTA DIGITAL, que nos permite ver y contar el mundo desde nuestra propia mirada. Y es un CV en movimiento, o tarjeta de presentación con alas. En definitiva, un espacio virtual en el que mostrar, a través de nuestro trabajo, qué podemos aportar a otras organizaciones: ESTUDIO DOUBLEDOSE.

No todo gira en torno al dos, sin embargo, ya que las reglas de este juego llamado DOUBLEDOSE van por otros derroteros, que tienen que ver con los cimientos sobre los que queremos construir nuestra casa, las exigencias que nos ponemos a nosotras mismas y la aproximación a la realidad que nos parece más honesta, adecuada y consecuente. Se trata de nuestro compromiso con la sociedad, las personas y el medioambiente. NUESTRA MISIÓN Y NUESTRA VISIÓN.

Me dedico a la edición, el periodismo y la traducción. Me desenvuelvo con la misma facilidad en castellano que en inglés, un idioma que me apasiona y que se ha convertido a lo largo de los años en mi principal herramienta de trabajo. Recientemente, se publicó el número 200 de English Today, una revista para estudiantes de inglés para la que genero el 80% del contenido editorial. He traducido libros para varias editoriales, especialmente para Grupo Planeta y Ediciones CBA (Círculo de Bellas Artes de Madrid), y traduzco como freelance para varios clientes, entre ellos El País Semanal e Icon, de El País. He trabajado con varias editoriales creando y coordinando revistas corporativas, tanto en castellano y en inglés. La creación y el diseño de esta página web ha sido posible gracias a la realización de un Máster en Marketing Digital.

Soy periodista y consultora de comunicación. He desempeñando puestos de responsabilidad casi desde el inicio de mi carrera, tanto a nivel de desarrollo de proyectos como de gestión de clientes y coordinación de equipos. Me he especializado en salud, un campo de conocimiento del que me considero experta y que me resulta fascinante. También es un terreno escarpado, ya que la complejidad de la innovación científica y los enormes avances de la clínica conviven con las peripecias de la política sanitaria, que tiende a menospreciar las amenazas medioambientales y a olvidar su verdadero epicentro: las y los pacientes, personas con sus derechos, sus realidades y sus necesidades afectivas y sociales. Esta visión impregna la sección de salud que dirijo en esta página, que he llamado, precisamente, Impaciente. 

imagen-estudio-doubledose-somos
somos-doubledose-largo

Nos entusiasma presentaros nuestro proyecto de confluencia, el espacio en que las dos, Marta Caro y Alexa Diéguez, amigas y profesionales que se complementan, queremos proyectar lo mejor de nosotras mismas, dar forma a una voz propia y sincera –de cada una, pero también de las dos juntas– y desplegar, sin miedo y con rigor, todo lo que sabemos, además de experimentar con nuevos lenguajes y formatos, al contar con una plataforma en la que aplicar ‘sobre la marcha’ todo aquello que vayamos aprendiendo.

 

Hace más de veinte años que somos amigas. Hablamos sobre todo lo divino y lo humano. El objeto de nuestras charlas puede ser un libro, una serie, una canción, una idea, una estética o un deseo, pero con mayor frecuencia parte de la actualidad, de lo que se respira en la calle, de las injusticias que vemos, de las cosas que nos escandalizan y de las que nos emocionan, habitualmente salpimentadas con referencias a artículos que hemos leído.

En paralelo, nuestro discurrir profesional ha ido avanzando por caminos distintos, pero muy complementarios. Y, con el tiempo, nos han ido asaltando de forma cada vez más apremiante una aspiración y una preocupación.

La aspiración que compartíamos, y que ahora hacemos realidad cada día, es generar un proyecto propio, a través del que canalizar lo que sabemos, pero también todo aquello que podríamos llegar aprender, hacia una meta concreta: construirnos una voz, contar lo que queremos contar y como queremos contarlo, dando forma a nuestros intereses en formatos y con palabras no necesariamente convencionales.

La preocupación, que DOUBLEDOSE ha venido a mitigar en gran medida, era más prosaica: el tiempo pasaba, inexorable, y no habíamos logrado que nuestra experiencia y nuestros conocimientos, nuestra capacidad de asimilar nuevas ideas y la ilusión por aprender que compartimos floreciesen en todo su esplendor.

En esas estábamos cuando la pandemia se abalanzó sobre la realidad que conocíamos y se la tragó sin más. Como tantas y tantos profesionales por cuenta propia, contemplamos impotentes cómo nuestros proyectos, consolidados o en ciernes, se nos escapaban entre los dedos de las manos.

Adoptando la máxima de hacer de la necesidad virtud, comprendimos que era momento perfecto para arremangarnos juntas y empezar a edificar nuestra casa para dar rienda suelta a nuestros sueños y tener la ocasión de desplegar todo lo que sabemos, experimentar y trasladar a la acción todo lo que vayamos aprendiendo.

Pese a que éramos reacias elegir un nombre en la lengua de Shakespeare, la idea de la duplicidad, de la suma de una más una, de la fuerza de lo doble, se fue imponiendo en nuestra imaginación. DOUBLEDOSE porque somos personas y profesionales diferenciadas, pero con trayectorias complementarias; porque cada una aporta su dosis de curiosidad, conocimientos, fortalezas y habilidades; y porque trabajando juntas podemos doblar la potencia de nuestra propuesta y la calidad de nuestros resultados.

La duplicidad no se acaba ahí, ya que el proyecto también se concreta de forma dual. DOUBLEDOSE es una REVISTA DIGITAL, que nos permite ver y contar el mundo desde nuestra propia mirada. Y es un CV en movimiento, o tarjeta de presentación con alas. En definitiva, un espacio virtual en el que mostrar, a través de nuestro trabajo, qué podemos aportar a otras organizaciones: ESTUDIO DOUBLEDOSE.

No todo gira en torno al dos, sin embargo, ya que las reglas de este juego llamado DOUBLEDOSE van por otros derroteros, que tienen que ver con los cimientos sobre los que queremos construir nuestra casa, las exigencias que nos ponemos a nosotras mismas y la aproximación a la realidad que nos parece más honesta, adecuada y consecuente. Se trata de nuestro compromiso con la sociedad, las personas y el medioambiente. NUESTRA MISIÓN Y NUESTRA VISIÓN.

Me dedico a la edición, el periodismo y la traducción. Me desenvuelvo con la misma facilidad en castellano que en inglés, un idioma que me apasiona y que se ha convertido a lo largo de los años en mi principal herramienta de trabajo. Recientemente, se publicó el número 200 de English Today, una revista para estudiantes de inglés para la que genero el 80% del contenido editorial. He traducido libros para varias editoriales, especialmente para Grupo Planeta y Ediciones CBA (Círculo de Bellas Artes de Madrid), y traduzco como freelance para varios clientes, entre ellos El País Semanal e Icon, de El País. He trabajado con varias editoriales creando y coordinando revistas corporativas, tanto en castellano y en inglés. La creación y el diseño de esta página web ha sido posible gracias a la realización de un Máster en Marketing Digital.

Soy periodista y consultora de comunicación. He desempeñando puestos de responsabilidad casi desde el inicio de mi carrera, tanto a nivel de desarrollo de proyectos como de gestión de clientes y coordinación de equipos. Me he especializado en salud, un campo de conocimiento del que me considero experta y que me resulta fascinante. También es un terreno escarpado, ya que la complejidad de la innovación científica y los enormes avances de la clínica conviven con las peripecias de la política sanitaria, que tiende a menospreciar las amenazas medioambientales y a olvidar su verdadero epicentro: las y los pacientes, personas con sus derechos, sus realidades y sus necesidades afectivas y sociales. Esta visión impregna la sección de salud que dirijo en esta página, que he llamado, precisamente, Impaciente. 

título-somos- doubledose

Nos entusiasma presentaros nuestro proyecto de confluencia, el espacio en que las dos, Marta Caro y Alexa Diéguez, amigas y profesionales que se complementan, queremos proyectar lo mejor de nosotras mismas, dar forma a una voz propia y sincera –de cada una, pero también de las dos juntas– y desplegar, sin miedo y con rigor, todo lo que sabemos, además de experimentar con nuevos lenguajes y formatos, al contar con una plataforma en la que aplicar ‘sobre la marcha’ todo aquello que vayamos aprendiendo.

 

Hace más de veinte años que somos amigas. Hablamos sobre todo lo divino y lo humano. El objeto de nuestras charlas puede ser un libro, una serie, una canción, una idea, una estética o un deseo, pero con mayor frecuencia parte de la actualidad, de lo que se respira en la calle, de las injusticias que vemos, de las cosas que nos escandalizan y de las que nos emocionan, habitualmente salpimentadas con referencias a artículos que hemos leído.

En paralelo, nuestro discurrir profesional ha ido avanzando por caminos distintos, pero muy complementarios. Y, con el tiempo, nos han ido asaltando de forma cada vez más apremiante una aspiración y una preocupación.

La aspiración que compartíamos, y que ahora hacemos realidad cada día, es generar un proyecto propio, a través del que canalizar lo que sabemos, pero también todo aquello que podríamos llegar aprender, hacia una meta concreta: construirnos una voz, contar lo que queremos contar y como queremos contarlo, dando forma a nuestros intereses en formatos y con palabras no necesariamente convencionales.

La preocupación, que DOUBLEDOSE ha venido a mitigar en gran medida, era más prosaica: el tiempo pasaba, inexorable, y no habíamos logrado que nuestra experiencia y nuestros conocimientos, nuestra capacidad de asimilar nuevas ideas y la ilusión por aprender que compartimos floreciesen en todo su esplendor.

En esas estábamos cuando la pandemia se abalanzó sobre la realidad que conocíamos y se la tragó sin más. Como tantas y tantos profesionales por cuenta propia, contemplamos impotentes cómo nuestros proyectos, consolidados o en ciernes, se nos escapaban entre los dedos de las manos.

Adoptando la máxima de hacer de la necesidad virtud, comprendimos que era momento perfecto para arremangarnos juntas y empezar a edificar nuestra casa para dar rienda suelta a nuestros sueños y tener la ocasión de desplegar todo lo que sabemos, experimentar y trasladar a la acción todo lo que vayamos aprendiendo.

Pese a que éramos reacias elegir un nombre en la lengua de Shakespeare, la idea de la duplicidad, de la suma de una más una, de la fuerza de lo doble, se fue imponiendo en nuestra imaginación. DOUBLEDOSE porque somos personas y profesionales diferenciadas, pero con trayectorias complementarias; porque cada una aporta su dosis de curiosidad, conocimientos, fortalezas y habilidades; y porque trabajando juntas podemos doblar la potencia de nuestra propuesta y la calidad de nuestros resultados.

La duplicidad no se acaba ahí, ya que el proyecto también se concreta de forma dual. DOUBLEDOSE es una REVISTA DIGITAL, que nos permite ver y contar el mundo desde nuestra propia mirada. Y es un CV en movimiento, o tarjeta de presentación con alas. En definitiva, un espacio virtual en el que mostrar, a través de nuestro trabajo, qué podemos aportar a otras organizaciones: ESTUDIO DOUBLEDOSE.

No todo gira en torno al dos, sin embargo, ya que las reglas de este juego llamado DOUBLEDOSE van por otros derroteros, que tienen que ver con los cimientos sobre los que queremos construir nuestra casa, las exigencias que nos ponemos a nosotras mismas y la aproximación a la realidad que nos parece más honesta, adecuada y consecuente. Se trata de nuestro compromiso con la sociedad, las personas y el medioambiente. NUESTRA MISIÓN Y NUESTRA VISIÓN.

Me dedico a la edición, el periodismo y la traducción. Me desenvuelvo con la misma facilidad en castellano que en inglés, un idioma que me apasiona y que se ha convertido a lo largo de los años en mi principal herramienta de trabajo. Recientemente, se publicó el número 200 de English Today, una revista para estudiantes de inglés para la que genero el 80% del contenido editorial. He traducido libros para varias editoriales, especialmente para Grupo Planeta y Ediciones CBA (Círculo de Bellas Artes de Madrid), y traduzco como freelance para varios clientes, entre ellos El País Semanal e Icon, de El País. He trabajado con varias editoriales creando y coordinando revistas corporativas, tanto en castellano y en inglés. La creación y el diseño de esta página web ha sido posible gracias a la realización de un Máster en Marketing Digital.

Soy periodista y consultora de comunicación. He desempeñando puestos de responsabilidad casi desde el inicio de mi carrera, tanto a nivel de desarrollo de proyectos como de gestión de clientes y coordinación de equipos. Me he especializado en salud, un campo de conocimiento del que me considero experta y que me resulta fascinante. También es un terreno escarpado, ya que la complejidad de la innovación científica y los enormes avances de la clínica conviven con las peripecias de la política sanitaria, que tiende a menospreciar las amenazas medioambientales y a olvidar su verdadero epicentro: las y los pacientes, personas con sus derechos, sus realidades y sus necesidades afectivas y sociales. Esta visión impregna la sección de salud que dirijo en esta página, que he llamado, precisamente, Impaciente.